Teruel también existe

La Semana Santa de 2016 Irene, Martina y yo hemos hecho un viaje por Aragón. Como era la primera vez que visitaba esta comunidad, procuré trazar una ruta que abarcara lo más importante, centrándonos en las tres capitales de provincia y algunos otros lugares destacados, con la excepción de los Pirineos, que habrían necesitado algunos días más para poder visitarlos.

Las tres primeras noches del viaje nos quedamos en Teruel, en unos preciosos apartamentos llamados El canónigo de Teruel. Se encuentran en un edificio antiguo reformado, en pleno casco histórico, a apenas cinco minutos andando de la Plaza del Torico. La verdad es que estuvimos muy a gusto, por lo que es un alojamiento que recomendaría a cualquiera que visite Teruel.

Teruel es una ciudad pequeña, humilde, un poco triste, con una belleza descuidada. En broma, a veces se ha llegado a cuestionar si «Teruel existe«, como queriendo hacer ver que es una ciudad olvidada y que suscita poco interés. En lo negativo, no se puede negar que tiene un clima frío y riguroso y una situación geográfica algo aislada. Pero en lo positivo hay que destacar el valor de sus monumentos, y de forma muy especial sus torres mudéjares, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad. Además, algunos pueblos de la provincia -como Albarracín- se cuentan entre los más bonitos de España. En definitiva: Teruel se ha convertido en un destino viajero de calidad, sobre todo para quien prefiera alejarse de las masas de turistas.

En recorrido por el Teruel intramuros no hay que perderse la Plaza del Torico, la más céntrica y animada de la ciudad; el mausoleo de los famosos amantes de Teruel, en la iglesia de San Pedro; la torre de San Martín, quizá la más bella obra del mudéjar turolense; o la Catedral, en la que me dejó fascinado su magnífico artesonado mudéjar, que pude contemplar desde una pasarela levantada en el muro, a la que se accede mediante una visita guiada.

Por último, quiero recomendar otros tres lugares de Teruel, en este caso destacables por sus hermosas vistas sobre la ciudad. Uno es la torre de San Salvador, visitable en su planta superior; otro el Museo de Teruel, que tiene una magnífica logia o balconada desde la que se ve el cimborrio de la Catedral; y por último la Escalinata, una obra modernista que salva el desnivel entre la ciudad y la estación de tren, y que es uno de los mejores lugares de la ciudad para ver el atardecer.

Galería de Aragón 2016 (Flickr):

Teruel (1 de 28) Teruel (2 de 28)
Teruel (3 de 28) Teruel (4 de 28)
Teruel (5 de 28) Teruel (6 de 28)
Teruel (7 de 28) Teruel (8 de 28)
Teruel (9 de 28) Teruel (10 de 28)
Teruel (11 de 28) Teruel (12 de 28)
Teruel (13 de 28) Teruel (14 de 28)
Teruel (15 de 28) Teruel (16 de 28)
Teruel (17 de 28) Teruel (18 de 28)
Teruel (19 de 28) Teruel (20 de 28)
Teruel (21 de 28) Teruel (22 de 28)
Teruel (23 de 28) Teruel (24 de 28)
Teruel (25 de 28) Teruel (26 de 28)
Teruel (27 de 28) Teruel (28 de 28)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s