Miyajima, la isla santuario

La isla de Itsukushima recibe popularmente el nombre de Miyajima, que significa «isla santuario«. Es uno de los lugares más visitados y venerados por los japoneses. Su icónica puerta flotante, la idea de fundir los templos con la naturaleza, han hecho que la isla de Miyajima sea considerada uno de los paisajes más pintorescos de Japón.

Seguir leyendo «Miyajima, la isla santuario»

El Parque de la Paz de Hiroshima

La ciudad de Hiroshima y la cercana isla de Miyajima son dos lugares que no podían faltar en nuestro viaje a Japón. El nombre de Hiroshima permanecerá ligado para siempre al recuerdo de la bomba atómica. El 6 de agosto de 1945 el avión de combate norteamericano Enola Gay dejó caer en Hiroshima la primera bomba atómica de la historia, que en unos minutos arrasó la ciudad entera.

Seguir leyendo…

Las luces nocturnas de Osaka

Osaka es la segunda mayor urbe de Japón, y comparte con Tokio el emblema de modernidad e innovación tan característico del país del sol naciente. Osaka se encuentra a unos 40 kilómetros de Kioto, con la que está perfectamente comunicada en tren. Cada 15 minutos salen trenes de la estación de Kioto que llegan a Osaka en apenas media hora.

Seguir leyendo «Las luces nocturnas de Osaka»

Kioto, la ciudad de los templos

Tras un recorrido por los Alpes japoneses, llegamos a Kioto, la capital imperial de Japón. Tokio y Kioto son para Japón como las dos caras de una moneda: Tokio es la capital política y económica, y representa el lado más moderno y innovador; mientras que Kioto actúa como capital cultural y monumental, y representa la tradición y el apego a las costumbres.

Seguir leyendo «Kioto, la ciudad de los templos»

Matsumoto, el castillo de los cuervos

El 18 de agosto abandonamos Tokio para dirigirnos a Kioto, haciendo una parada intermedia de una noche en Takayama. De esta forma pudimos atravesar la región de los Alpes japoneses, que como su nombre indica, es una zona bastante montañosa que guarda un relativo parecido con los Alpes europeos.

Seguir leyendo «Matsumoto, el castillo de los cuervos»

Nikko y su bosque sagrado

El 16 de julio hicimos la segunda excursión desde Tokio. El destino elegido fue la ciudad Patrimonio de la Humanidad de Nikko, situada a unas dos horas en tren al norte de la capital.A diferencia de Kamakura, Nikko se encuentra en un entorno menos urbanizado, en el que la naturaleza se muestra íntimamente unida con la ciudad y con sus templos. El paisaje que caracteriza Nikko tiene ríos caudalosos, grandes árboles y nacimientos de agua por doquier. Es como el equivalente de una ciudad de la Europa oceánica, siempre húmeda y fresca incluso en medio del verano mas tórrido.

Seguir leyendo…