Lucca y Pisa

Como colofón al viaje, estuvimos visitando dos ciudades del oeste de la Toscana: Lucca y Pisa. la escasa distancia entre las dos permite visitarlas en un mismo día, aunque lo ideal es hacer al menos una noche. Nosotros nos quedamos en el Hotel Villa degli Angeli de Lucca.

Seguir leyendo…

El Valle de Orcia

La imagen más conocida de la Toscana se identifica con un paisaje de colinas onduladas, hileras de cipreses o casas de campo envueltas en brumas de amanecer. Donde mejor se puede encontrar esa imagen es el Valle de Orcia (Val d’Orcia), el área que se extiende al sur de Siena y que fugazmente pude recorrer en mi viaje a la Toscana de 2012.

Seguir leyendo…

Siena y su plaza del Campo

Siena es una ciudad que se hace querer. Aunque el brillo de Florencia parece relegarla al segundo puesto de las ciudades toscanas, Siena tiene un encanto comparable con muy pocas ciudades de Italia, o incluso de Europa. Comparada con Florencia, Siena es una ciudad más recogida y tranquila, donde la avalancha de turistas se concentra en las horas diurnas debido a las excursiones que llegan y se van en el mismo día.

Seguir leyendo…

Las torres de San Gimignano

Nuestra ruta en coche por la Toscana nos llevó al famoso pueblo de San Gimignano. Conocido como «el Manhattan medieval», por su curioso skyline de atalayas y campanarios, San Gimignano es uno de los pueblos más turísticos de toda Italia. Como consecuencia, la acumulación de turistas le puede quitar algo de encanto, sobre todo en sus vías y plazas principales.

Seguir leyendo…

Florencia

Florencia es una ciudad mágica en cualquier época del año. Pero yo he tenido la suerte de visitarla a finales de mayo, cuando la primavera todavía conserva su esplendor, al mismo tiempo que el verano se ve venir con días cada vez más largos. Hemos visitado Florencia durante cuatro días, al comienzo de nuestro viaje de novios, antes de alquilar un coche y empezar una ruta por La Toscana.

Seguir leyendo…