Évora, el corazón del Alentejo

Nuestro viaje a Portugal tuvo su última etapa en Évora, la capital de la región del Alentejo. No era la primera vez que visitábamos la ciudad; ya estuvimos allí en 2008, haciendo una visita rápida, como podéis ver aquí.

Seguir leyendo «Évora, el corazón del Alentejo»

Óbidos y Mafra, lluvia y niebla

La tarde del Jueves Santo llegamos a Óbidos, con un tiempo bastante lluvioso. Nos alojamos en el Estalagem do Convento, un hotel situado fuera de la muralla, pero muy cerca de una de las puertas. Aunque no estaba mal, la habitación tenía cierto descuido y falta de renovación, y quizá fue el alojamiento que menos nos gustó de aquel viaje.

Seguir leyendo «Óbidos y Mafra, lluvia y niebla»

De monasterios y pescadores (Batalha, Alcobaça y Nazaré)

La mañana del Jueves Santo dejamos nuestro alojamiento de Coimbra y nos dirigimos hacia el sur. Nos quedaban por delante otras dos noches de viaje: la primera en Óbidos y la última en Évora. De forma deliberada evitamos Sintra y Lisboa, dos destinos que ya habíamos visitado en años anteriores y que, además, merecen un viaje en sí mismos.

Seguir leyendo «De monasterios y pescadores (Batalha, Alcobaça y Nazaré)»

Un día en Oporto

El quinto día de viaje -un Miércoles Santo- nos dispusimos a hacer una excursión a Oporto, desde Coimbra. En un primer momento, pensamos visitar algún otro lugar, como Aveiro o el Bosque del Buçaco. Pero el día amaneció amenazando mal tiempo, por lo que sobre la marcha nos decidimos por la opción de ir a Oporto: las ciudades son más adecuadas para hacer turismo en días lluviosos. Por suerte, finalmente no nos llovió demasiado, aunque el día estuvo gris y encapotado.

Seguir leyendo «Un día en Oporto»

Coimbra, menina y moza

Hay un fado portugués que tiene por nombre Coimbra, menina y moça. También se llama Menina e moça uno de los clásicos de la literatura portuguesa, escrito por Bernardim Ribeiro. De esta forma he querido titular el post, homenajeando a Coimbra, ciudad que me parece que representa como pocas el carácter y la esencia de Portugal. Por su famosa Universidad, por sus monumentos, y sobre todo por la cultura que irradia, me parece una visita ineludible en el país luso.

Seguir leyendo «Coimbra, menina y moza»