Huesca, campana y catedral

Era Jueves Santo el día que hicimos una excursión a Huesca y el castillo de Loarre, desde Zaragoza. Después de visitar el castillo, llegamos a la ciudad poco antes de mediodía. Todavía se veía poca gente por la calle, como si la ciudad tuviera resaca de las procesiones de la noche anterior.

Paseamos por el Coso Bajo, que junto con el Coso Alto forma una hermosa pareja de calles peatonales que delimitan el casco antiguo por el sur. Fuimos buscado un restaurante para comer, y finalmente nos decidimos por Flor de Huesca, un restaurante en el que comimos muy bien, y que recomiendo a todo el que visita la capital oscense.

Por la tarde nos dedicamos a conocer algo de la historia y los monumentos de la ciudad. Subimos la cuesta que lleva a la Plaza López Allué, bajo cuyos pórticos se encuentra la oficina de Turismo. Desde allí nos dirigimos al monasterio de San Pedro el Viejo, uno de los monumentos imprescindibles de Huesca, sobre todo por los magníficos frescos románicos de su interior.

Huesca (1 de 18)
Plaza López Allué

Huesca (2 de 18)
Huesca (3 de 18)

Huesca (4 de 18)
Frescos de San Pedro el Viejo
Huesca (5 de 18)
Graffiti en un callejón de Huesca

Huesca (6 de 18)
Huesca (7 de 18) Huesca (8 de 18)

Siguiendo la subida (porque el casco viejo de Huesca está sobre una colina), descubrimos plazas y calles típicas, como la Plaza Fueros de Aragón. Finalmente, llegamos a la Plaza de la Catedral, donde dedicamos bastante tiempo a visitar el templo catedralicio, una maravilla gótica en la que destacaría (entre otras cosas) las bellas estatuas de la portada.

Huesca (9 de 18) Huesca (10 de 18)
Huesca (11 de 18) Huesca (12 de 18)
Huesca (13 de 18) Huesca (14 de 18)
Huesca (15 de 18)

Nuestro recorrido siguió hasta la Plaza de la Universidad, con la mala suerte de que llegamos tarde para poder visitar el museo. En una de sus salas se dice que ocurrió el macabro episodio de la Campana de Huesca, por el que el rey Ramiro II mandó decapitar a varios de sus rivales.

Huesca (16 de 18)
Huesca (17 de 18) Huesca (18 de 18)

Algo más tarde, se empezaba ya a notar el ambiente de Semana Santa que precede a las procesiones. En nuestro caso tuvimos que volver a Zaragoza, después de haber pasado un gran día que nos sirvió para tener una pequeña pincelada de la provincia de Huesca.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s